DESPILFARROS INFORMÁTICOS. ¿Portátil o sobremesa?

Desde AGente10 creemos que la incultura tecnológica es un mal que está haciendo daño a muchos consumidores del planeta. Desde el momento en que la mayoría de los portátiles que se venden tienen la potencia para soportar más de seis programas gráficos abiertos a la vez entendemos que algo muy raro está pasando; o a todo el mundo le está dando por trabajar con varios programas de diseño gráfico a la vez o, lo más probable, hay una clara infrautilización de los aparatos. O dicho de otra manera, la gente está gastando mucho dinero en máquinas que no va a aprovechar.
Ocurre que por culpa de la obsolescencia programada se ha generalizado la opinión de que cuanto más potente sea la herramienta más tardará en quedarse obsoleta. Así que, según la opinión generalizada, compensa gastar mucho más ahora para no tener que volver a comprar otro en muchíiiisimo tiempo. Esta teoría del gasto actualmente es falsa. Si se hacen los cálculos un netbook sin tarjeta gráfica (ideal para ir a la biblioteca, tomar apuntes y demás tareas sencillas) tiene un precio mucho menor que la mitad que un señor portátil con procesador y gráfica a la última. Y lo mejor es que este pequeñín con pantalla de diez pulgadas sí que puede durar muchíiiisimo si lo cuidas bien. Sobretodo durará si le exiges tareas ajustadas a sus capacidades. ¡Y cuando te quieras comprar otro sabes que te va a costar hasta tres veces menos que el ordenador más potente!
Lo primero es preguntarte si realmente necesitas potencia gráfica y de procesador. Para ver películas y series actualmente sirve cualquier aparato, por barato que sea, y sólo tendríamos que elegir el tamaño de la pantalla según nuestras preferencias. Pero vamos a meternos de lleno en la gran pregunta:

 

Portatil_VS_sobremesa

Pensar los requisitos del aparato que necesitamos es la clave para comprar el producto que nos convenga

 

¿Portátil o sobremesa?

Tanto los aficionados a las series y al cine como los jugones de videojuegos se han hecho esta gran pregunta: ¿Me compro un super-portátil o me compro un sobremesa?
Pues este dilema AGente10 lo soluciona fácil y rápido con dos preguntas: ¿Necesitas movilidad en el ordenador? y ¿cuantas horas seguidas eres capaz de usar el aparato?
La única respuesta que haría que compensara el portátil sería el gamer (jugón o flipado de los videojuegos para los que no están en el mundillo) que cumple estas dos condiciones:
1. Que necesita movilidad
2. Que juega menos de tres horas y media seguidas.
La razón es simple: cuando la mayoría de los portátiles están más de cuatro horas a rendimiento alto se recalientan, y su “esperanza de vida” baja considerablemente dependiendo de las horas que el aparato trabaje recalentado. Un procesador que funciona muchas horas al día sobrecalentado no durará mucho, con lo cual el usuario se ha gastado mucho dinero en un aparato potente que ha muerto rápido.
A diferencia de los portátiles, los sobremesas ventilan mejor sus procesadores por el mero hecho de que tienen más aire dentro (por eso no son portátiles).
Lo más normal es que un buen sobremesa cumpla con nuestras necesidades jugonas y que además nos permita actualizar sus piezas cuando convenga.
Además si queremos movilidad queda preguntarnos ¿para qué necesito mover mi ordenador? Si es para tomar notas, organizar trabajo o tareas fuera de casa por regla general vale un netbook sencillito y además los hay con pequeñas tarjetas gráficas que te resuelven más de lo creería el usuario medio.
El portátil potente por regla general es útil a personas que necesitan movilidad y que trabajan en temas de diseño 3D y diseño gráfico o que juegan de vez en cuando a videojuegos.
En resumen, aquí va un catálogo de menos a más potencia incluyendo las tablets:
0. Tablet: tomar anotaciones, apps, navegación internet, reproducción multimedia. (Muy transportable, poco versátil, caro)
——————————————————————
1. Netbook. movilidad para estudiar, conectarse a internet e incluso reproducción multimedia. (pequeño y barato)
2. Ultrabook. Como el netbook pero más potente para abrir programas más exigentes durante un rato. (pequeño y caro)
————————————————————–
3. Portátil de equipamiento medio. Se pueden usar todo tipo de programas incluidos de reproducción multimedia, pero los que requieran mucho rendimiento gráfico irán algo más lento. (Pequeño, versátil y barato)
4. Portátil de alta gama. Puedes usar todos los programas a máximo rendimiento, pero si se usa al máximo rendimiento se recalienta con el paso de las horas. Duran poco si se utilizan mal. (Caro, potente, portátil, delicado)
—————————————————————-
5. Sobremesa de gama media. Puedes usar todo tipo de programas con una velocidad dependiendo de su potencia. Puedes renovar las piezas en vez de comprar uno nuevo. (barato,potente,duradero)
6. Sobremesa de alta gama. Puedes usar todo tipo de programas a mucha velocidad. Podrás usar videojuegos que salgan cinco años después de comprarlo. Además puedes renovar sus piezas. (caro, muy potente, muy duradero)
Si queremos el portátil para trabajar, ver pelis o series o para jugar desde casa pero quieres llevártelo de vacaciones dos semanas al año, a la casa del pueblo… No te compres un portátil. Cómprate un pedazo de sobremesa cañón para tu habitación, y disfruta de la vida sin teclado ni pantalla cuando te vayas de viaje.
¡Mejor tecnología Gente10!

Comments are closed.