Ciudades Inteligentes

Saludos Gente10. ¿Conoces a alguien que sepa definir el concepto Ciudad Inteligente o su versión inglesa Smart City?  Pero vayamos por pasos.  Curiosamente la mayoría de los que leerán este artículo viven en una ciudad, sin embargo pocos sabríamos definir simplemente la palabra urbanismo.

Ciudad Inteligente

Imagen de portada del libro Delirious New York. Ensayo Urbanístico que mezcla en su discurso economía, sociología, filosofía, arquitectura e historia usando anécdotas urbanas relevantes de la historia de Nueva York.

¿Urbanismo? ¿qué es eso?

Muy pocos de nosotros nos hemos parado a pensar:

  • ¿Cómo se consigue que funcionen sin demasiados percances ciudades como Nueva York o Tokio?
  • ¿Y cómo se regula su crecimiento?
  • ¿Por qué  San Francisco, Milán y Múnich tienen esa industria de creatividad inagotable?
  • ¿Qué convierte a Madrid y París en las ciudades que mejor rentabilizan la cultura y a Barcelona la ciudad más seductora a primera vista?

Todas estas claves las tiene esa rara materia tan incomprendida en la actualidad que es el urbanismo.

La profesión del urbanista comprende tener el control de materias tan dispares y amplias como:

  • ­Construción de infraestructuras de urbanización.
  • ­Arquitectura y edificación.
  • ­Sociología y filosofía.
  • ­Economía y socioeconomía.
  • ­Historia.
  • ­Paisajismo.
  • Jardinería (cuidado, no confundir con paisajismo).

Todas estas disciplinas no se pueden separar en diferentes departamentos ni responsables, y si ocurre deberían ser lideradas por una persona que tuviera un bagaje cultural y profesional que le conecte mínimamente con cada una. ¡Pero todas son igual de importantes!
Quizá convendría empezar con qué no es Urbanismo.

Ciudades Inteligentes

Imagen del Librio Delirious New York del Arquitecto premio Pritzker Rem Koolhaas

Aunque a los gobernantes les gustaría que fuera así de fácil, hacer Urbanismo no es sólo legislar y urbanizar.

El Urbanismo con mayúscula no trata del simple hecho de poner calzadas y mobiliario, y mucho menos elegir el color de las fachadas y el ritmo de las ventanas.

La palabra urbanizar aunque tenga la misma raíz semántica que urbanismo no se refiere a lo mismo. Cuando decimos urbanizar queremos decir acondicionar mínimamente unos espacios, generalmente de uso público, para que pueda florecer la actividad urbana.

Pero el campo del Urbanismo es muchísimo más ambicioso que eso.

Ya sabemos que urbanizar es sólo una pequeña cosa que hace el urbanismo. Pero otro concepto que nos confunde en materia de urbanismo es su campo legal, su cara más conocida por ser la que nos dice, obliga y condiciona, lo que se puede y no puede hacer.

El urbanismo legal, aunque es de los campos más importantes del Urbanismo, no está por encima de muchos otros campos. De hecho, las leyes urbanas se cambian cada muy poco, mientras que la teoría de la sociología, la economía, el paisajismo y la técnica de la arquitectura tardan bastante más en variar, y también pertenecen al campo del Urbanismo todas ellas.

Urbanismo no es sólo que tres personas quepan en la misma acera (que ya es pedir). Urbanismo es que una persona mayor pueda sentarse con tranquilidad en un banco sin tener que andar demasiado bajo el sol del verano. Urbanismo es que un deportista pueda atravesar la ciudad corriendo o en bicicleta de cabo a rabo. Urbanismo es respirar cada día aire más limpio. Urbanismo es tener la proporción de comercio, hostelería, servicios públicos e infraestructuras de tu barrio adecuada…

Y aún no hemos empezado a hablar del Urbanismo Inteligente.

¿Hay ciudadanos inteligentes en las ciudades inteligentes?

¿Y si te dijera que ahora mismo hay programas informáticos que son capaces de gestionar y predecir el movimiento de las personas y de los coches en las calles exactamente igual que se predice el consumo de agua y electricidad en tiempo real? ¿Sabías que se está experimentando con sensores en sitios como los pavimentos y mobiliario urbano para recoger información de los biandantes y los vehículos? ¿En tu ciudad hay servicio de bicicleta público o captadores de energía en el pavimento? ¿No te parece que desde los años 90 se han reducido el número de bancos para sentarse?

Todas estas preguntas determinan lo inteligente o tonta que es tu ciudad. Sabemos que el grado de inteligencia de un ordenador o de un cerebro animal se determina en relación a la complejidad de los problemas que resuelve y la velocidad en que los resuelve. Las ciudades tradicionales sólo atendían a problemas sencillos que cualquier persona sin ninguna formación podía resolver, y aún así los resolvían casi siempre tarde y mal… Es obvio que las ciudades que disfrutamos todos los días son más bien tontas, ya que sólo atiende a la expeculación inmobiliaria y al comercio de bienes y servicios. El urbanismo actual atiende a intereses particulares de individuos de los mercados y no del colectivo ciudadano.

El urbanismo actual sólo entiende de especulación inmobiliaria y de optimizar el comercio de bienes y servicios, se olvida de problemas muy importantes de los ciudadanos.

Es probable que el avance de la tecnología y el ajuste económico en el sector público que estamos sufriendo ponga cada vez más en duda la capacidad de creación y gestión de espacios públicos de calidad. Ya hemos visto que es fácil pedir al ciudadano que sacrifique la sanidad, la educación y otros servicios públicos en pro de la austeridad. Pero estas medidas dejan de tener sentido si cada día se desaprovecha la tecnología (cada vez más barata) y la ingente cantidad de profesionales altamente cualificados para resolver problemas y mimimizar costes. Y es que cualquier arquitecto superior con conocimientos de programas informáticos específicos puede diseñar espacios urbanos mucho mejores que el 95 por ciento de los que tienen las ciudades de nuestro país. No hablemos ya si hablamos de arquitectos con conocimientos de arquitectura paramétrica o de programación informática.

¿Qué son las Ciudades Inteligentes o Smart Cities?

Smart City

En las Smart Citys los espacios públicos de calidad y el aprovechamiento de la energía son los condicionantes arquitectónicos prioritarios.
(Infografía extraída de www.smartcityperu.blogspot.com.es)

Las Ciudades Inteligentes o Smart Cities son ciudades que se aprovechan de todos los potenciales tecnológicos para proponer nuevas costumbres y estilos de vida más eficientes y que probablemente nos acerquen un poco más a la construcción de un estado de bienestar sostenible.

Esos potenciales tecnológicos de recopilación de datos, procesamiento y resolución de problemas se utilizan desde el minuto uno de la fase de proyecto y diseño hasta el mantenimiento y gestión de la misma. Por lo que todo el mundo está de acuerdo que no existirían Smart­ Cities sin tecnología.

Por ejemplo, los programas de diseño arquitectónico avanzados ya no sólo son un apoyo en la delineación rápida. Los ordenadores actualmente nos capacitan para la resolución de problemas altamente complejos con mútiples variables y en el mínimo tiempo. Si sabes programar puedes incluso pedirle a la máquina que te resuelva un problema que tiene infinitas soluciones de las 10 mejores maneras… Ya no estamos hablando de dónde poner una fuente en la plaza para que quede bien, o de qué color va a ser el pavimento. Eso desde hace ya mucho tiempo no es urbanismo, pero ahora lo es menos que nunca.

Pero entonces,¿qué es el urbanismo inteligente?

  • Urbanismo inteligente es, con todo lo anterior, que nuestro estado utilice todos los medios a su alcance para darnos a todos, de forma sostenible y eficiente, mayor calidad de vida en la calle.
  • Urbanismo inteligente es recolectar la información que cada ciudadano regala al mundo y utilizarla para hacer el bien.
  • Urbanismo inteligente es calcular y recalcular los problemas que surgen en el sistema urbano todos los días, y transformar esos problemas en soluciones.
  • Urbanismo inteligente es investigar qué nuevas tecnologías se pueden utilizar y qué  personas son las adecuadas para utilizarlas.
  • Urbanismo Inteligente es que las ciudades no traten a sus ciudadanos como tontos. Los tontos no se merecen ni una acera por la que andar, ni un banco donde sentarse, ni arbol donde cobijarse.

Por desgracia las Smart Cites también pueden convertirse una simple moda del postureo urbanístico.

Pronto comenzará la moda de todas las ciudades querer “transformarse” o “travestirse” en una Smart City, pero muy pocas lo conseguirán. Si quieres ver ejemplos de Ciudades Inteligentes proyectadas desde cero pincha estos enlaces. Konza City (Kenia), Porto Digital (Brasil), Universidad Skoltech enSkolkovo (Rusia), Electronic City en Bangalore (India, observar los servicios que ofrece). También a tener en cuenta cómo están cambiando ciudades como Pekín, San Francisco (esta última debido a la influencia de Sillicon Valley); y en españa están tirando lentamente del carro Santander, Madrid, Barcelona y Bilbao.

¿Cómo te imaginas tú una ciudad inteligente? ¿En qué podría mejorar la tecnología, que cada vez está más barata, nuestras vidas en el espacio público? Pensad en las posibilidades sólo de los sensores, las energías renovables y la informática. Si le dáis al coco más de 5 minutos con este tema ya habréis invertido más en I+D que todos los responsables de la administración española actual y pasada con todos sus consejeros.

¡Más inteligencia y sostenibilidad en las ciudades, Gente10!

¡Ah, y  si te gusta comparte!

  1. Cierto, falta mucho interés por parte de las autoridades públicas, pero algunas empresas privadas ya están teniendo iniciativas interesantes sólo por el tirón que les da la buena imagen de las Ciudades Inteligentes. Aquí hay una iniciativa de Telefónica para núcleos urbanos de Andalucía —> Iniciativa Telefónica

  2. Muy interesante¡ Pero falta interés político en proyectos que se planteen para resolución a medio-largo plazo.