10 PEQUEÑOS CONSEJOS PARA ESTAR SANO.

A_Gente10 se ha propuesto hacer una lista de costumbres que, sin quitar tiempo de nuestras vidas, nos ayudarán a “crecer fuertes y sanos”  (como lo que dicen las cajas de los cereales pero de verdad). Vamos a ofrecer 10 pequeños consejos para estar sano. No nos obsesionemos con el espejo, lo importante es cómo nos sentimos por dentro y aumentar nuestra calidad de vida diaria.
Físico_Sano

La constancia es fundamental para llevar una vida sana.

Hay que conseguir que estos puntos formen parte de nosotros, que los hagamos sin pensar porque se han fusionado con nuestro estilo de vida. Ahí van:

 

Estar sano es fácil, sigue estos pasos:

     1.Sentadillas todos los días. Nadie echa de menos las rodillas hasta que le fallan. Busca en internet “técnica de sentadillas” y cada semana intenta bajar el culo un poco más. También mejora la postura de la cadera y la espalda. El ejercicio tiene la postura más parecida a la de nuestros antepasados los simios. Si pensamos en la historia evolutiva de nuestro cuerpo humano, hace relativamente poco que sabemos andar rectos a dos patas. Además no estamos hechos para pasar tantas horas sentados ni tampoco para durar tantos años. Conclusión, si integras las sentadillas en tu vida con buena técnica de movimiento, tu cuerpo te lo agradecerá.
     2.Bebe agua. Esta simple costumbre muchas veces se nos olvida en momentos de estrés. Evita dolores de cabeza y agotamiento súbito a lo largo del día.
     3.Usa protector solar y crema hidratante.
     La piel es el órgano más grande que tenemos, y además el más expresivo. Si protegemos nuestra piel cuando la vayamos a exponer al sol, no sólo reduciremos el riesgo de carcinomas, sino muchas posibles alergias y reacciones cutáneas… ¡Y en el mejor de los casos puedes acabar siendo el próximo George Clooney!!
     4.Levántate y disfruta del exterior. 
     Evita estar sentado más de una hora seguida o tu cuerpo cogerá la forma de la silla. Además la luz solar y el aire fresco hacen que nuestro cuerpo genere un cóctel de hormonas que nos mejora el humor y previene decaimientos y depresiones.
     5.Come de todo, come sano.
     Aunque sea un topicazo, la dieta equilibrada es lo mejor que le sienta a tu cuerpo a largo plazo. Evita dietas milagro que prometen resultados a corto plazo. Evita en lo posible las frituras, todo lo que provenga de refinerías y todo lo que ponga en la composición “grasas vegetales o grasas parcialmente hidrogenadas”.
     6. Regálate unos momentos de calma al día. 
     Coger perspectiva de ti mismo y de tu situación te ayuda a tomar las decisiones adecuadas en el día a día. Si consigues convertir el estado de calma máxima en un ritual diario verás como funcionarás mejor, te alejarás de las situaciones tóxicas y te acercarás a tus objetivos con menos esfuerzo. Cuanto menos te estreses más te lo agradecerán tu cuerpo y tu mente.
     7.Abdominales dos días a la semana. La esperanza de vida de una persona se reduce bastante según el grado de distensión abdominal. Tener unos abdominales tonificados (no hace falta llegar a tener la tableta ni de lejos) también protege la postura de la espalda.
     8. Duerme bien.
     No importa lo que tengas que cambiar en tu vida, pero tener un mínimo de siete horas de sueño de calidad es básico. Los medicamentos para dormir te pueden apoyar en una mala época, si te los ha recetado tu médico, pero no prolongues su consumo porque es fácil acabar dependiendo de ellas para irse a la cama.
     9. Ten un a vida sexual sana. Aquí entra la super pregunta: “¿con quien?”.  Sea con tu pareja, con tu amig@ con derecho a roce o contigo mism@, asegúrate de que no tienes altibajos bruscos en tu actividad sexual. Independientemente de todo lo demás, los actos sexuales generan unos ciclos hormonales que si no tienen un mínimo de rutina pueden alterar nuestros comportamientos.
     10. Haz algo de deporte aeróbico a la semana.
     Bicicleta, correr, nadar, elíptica, remo, … son algunas actividades que te harán sentir más fuerte. Si consigues hacerlo al aire libre mejor que mejor. No dependas de otras personas para hacer deporte, está bien estar acompañado, pero intenta tomar consciencia de tu cuerpo y disfrutar de la actividad que hagas. Nunca dejes de hacer deporte porque te dejó tirado un amigo o porque se te olvidó el IPhone.

Todo depende de la constancia y la paciencia. Lo importante es que las buenas costumbres formen parte de nosotros. ¡Más vida y más sana Gente10!

Comments are closed.